• Hidalgo
  • Posted
  • Visto 665 veces

Alerta por intento de robo en cajeros de Tulancingo

Tulancingo de Bravo, Hidalgo.- El robo a cajeros automáticos se ha vuelto muy atractivo para los delincuentes los últimos dos meses en el municipio de Tulancingo, una práctica que también se ha extendido por todo el país y que se registra con mayor frecuencia los fines de semana.

Se trata de unas barras de acrílico que los delincuentes colocan en la ranura de salida de los billetes, los clientes se retiran del cajero sin el dinero pensando que se trata de una falla técnica, y al poco tiempo los delincuentes que se encuentran en el exterior acuden a retirar la trampa y tomar el efectivo.

Aunque es la forma más común de resultar afectado, este lunes, en la calle 21 de marzo en el centro de Tulancingo, un usuario de un banco, introdujo su tarjeta y se quedó trabada. Al inspeccionar se identificó un objeto extra sobre el cajero, mismo que impedía la liberación de la tarjeta, misma que se retiró y fue entregada a la persona.

Algo similar sucedió la semana pasada, donde el usuario, al querer retirar el dinero en el cajero, se encontró con la leyenda "retire su efectivo o será retenido", sin salir del lugar, el usuario mandó a su hijo a buscar a algún elemento de seguridad pública que los pudiera auxiliar.

Al lugar, arribó personal de Tránsito Municipal quienes llamaron a la Policía Municipal, que con esfuerzo, quitaron la placa que impedía que el dinero fuera retirado, y se lo entregaron al usuario, quien molesto, compartió su experiencia en redes sociales.

En el mes de julio, elementos de Seguridad Pública de Tulancingo, auxiliaron a un tarjetahabiente que estuvo a punto de ser víctima de la delincuencia, al hacer uso de un cajero automático que tenía bloqueado el dispensador.

El usuario de los servicios del banco en Tulancingo, buscó a un policía municipal para informarle que el cajero automático se había trabado y no le permitía retirar su dinero.

El elemento se trasladó a la sucursal bancaria e inspeccionó el aparato, encontrando una placa metálica de color negro colocada en la ranura del dispensador, la cual impedía que salieran los billetes.

El oficial procedió a retirar el objeto, entregó el dinero al cuentahabiente, quien dijo ser elemento de la policía municipal de Agua Blanca, y se dejó en funcionamiento el cajero.

La Comisión Nacional para la Defensa del Usuario de Servicios Financieros (CONDUSEF), informó que ese tipo de delitos ocurren con más frecuencia los fines de semana o después del cierre diario de la sucursal, puesto que los ladrones requieren que no haya personal del banco que brinde apoyo, para que el afectado se retire de la sucursal y una vez que lo haga, quienes colocaron la placa, entran y retiran el dinero.

La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo, ha exhortado a la población que hace uso de esos dispositivos bancarios, a que tenga cuidado y si detecta cualquier anomalía, llame a los números de seguridad municipal o al 911, para que reciba apoyo.