Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Karina Ramirez Karina Ramirez

Cavilando sobre liderazgo

#Colaboración de Hugo Mauricio Garcia

Tomar un nuevo paso, decir una nueva palabra, es lo que la gente teme más.

Fedor Dostoyevsky.

¿Qué nos atasca en la zona de confort?

Si, la comodidad, pero la razón poderosa es el miedo. Difícil reconocernos como seres faltos de valor, pero aquí no se trata de juzgarnos, sino de ser amables con nosotros mismos, el no tener el valor para dejar la zona de confort no es tu culpa, esa es la herencia emocional con la que naciste, pero si es tu responsabilidad.

Vamos a hablar de un lugar poco conocido, no es la zona de confort ni aquello a lo que se le llama la de la esperanza o de los milagros, esta franja está precisamente entre estos 2 lugares a los que hice referencia.

El solo acercarse a ella produce un temor incontrolable, por eso se le llama la zona del terror.

Me gusta utilizar la metáfora de aquel que no sabe nadar, esta en un barco en el mar a 1 kilómetro de la playa, es de día, a esa distancia quizá no se vea la orilla, pero sabe en qué dirección ir, le ofrecen el oro y el moro si llega hasta la arena. ¿Qué hace esta persona?, lo mas seguro es que ni siquiera lo intente.

Por otra parte, existe un nadador consumado, esta en un barco a una distancia indeterminada de la orilla, es de noche, no sabe cuánto tiempo tendrá que nadar, solo le dicen en qué dirección ir, le ofrecen el oro y el moro si llega hasta la arena. ¿Qué hará el nadador?, lo mas seguro es que este nadador lo intente.

La diferencia entre estos personajes es que aquel o aquella que no sabía nadar el miedo le paralizo, en cambio aquel que, confiado en sus capacidades se aventuro al agua, sabe que puede no llegar a la orilla y eso produce terror, pero siempre será peor no intentarlo.

Para llegar a la zona de los milagros, hay que dejar la zona de confort, enfrentar la zona del terror y empezar a vivir en la zona de los milagros.

El miedo produce en ti una de 3 comportamientos: te paraliza, te hace huir o te hace reaccionar agresivamente, como animal herido.

Si quieres enfrentar la zona del terror con éxito, hay que prepararse. ¿Cómo?, la respuesta está en tu objetivo.

Encuéntrame en Facebook como Hugo Garcia.

Abrazos, ¡todos!