Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Karina Ramirez Karina Ramirez

Más trabajo y menos conferencia señor Presidente

Honestamente cuántos integrantes de La Mayoría Silenciosa ven la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, puedo asegurar que pocos son los que dedican tiempo a ello. El ejercicio de transparencia e información que tanto presumen los integrantes de su partido, Morena, no es más que un ejercicio de egocentrismo del presidente y un gran distractor de los problemas que aquejan a México.

La Mayoría Silenciosa prefiere que López Obrador trabaje más en cumplir sus promesas que en dar conferencias a diario, mismas que no resuelven los problemas de la población; 30 millones de mexicanos votaron para acabar con la corrupción, con la inseguridad, para tener mayor crecimiento económico y para tener un sistema de salud de primer mundo, ya llevamos dos años y no vemos que las promesas se cumplan.

El ejercicio de dar conferencias carece de transparencia por la simple y sencilla razón, que la mayor parte de los temas son tocados con una sola voz, no hay confrontación de cifras ni datos y mucho de lo que dice, es mentira, en muchos casos se ha comprobado por medios nacionales. Su estrategia de tener reporteros a modo, ha fallado, muchos de ellos dedicados más al protagonismo en las redes sociales que al periodismo, otros más ayudan al presidente a salir de los apuros cuando un periodista le hace preguntas difíciles a Obrador, pero ha sido insuficiente.

No es un ejercicio informativo porque ahí solo cuenta la voluntad del presidente, su critica sin fundamentos, su alarde, su denostación a sus adversarios, él tiene la razón, todos los demás están equivocados porque no ven el país que él ve. Desde el punto de vista de La Mayoría Silenciosa, los medios no deben ir a la conferencia, sacan más nota desde afuera que yendo a preguntar temas que no les van a contestar.

La mañanera sólo es el espacio de egocentrismo del presiente; la vitrina donde miles de personas lo ven; el espacio donde todas sus decisiones son acertadas y las presume, y cuidado, alguien ose llevarle la contraria; en donde él tiene el control tanto de las preguntas como de los temas.

Pero sobre todo la conferencia mañanera del presidente es un gran distractor de los temas que verdaderamente le importan a la ciudadanía, la pandemia, los temas económicos, la seguridad, incluso del trabajo que pudiera realizar, al atender cosas más prioritarias, reuniones que ayuden a sacar adelante un país que está destinado al tercer mundo, pero que tiene el potencial para ser de primer mundo.

Obrador debería trabajar más en ver como cumple sus promesas de seguridad; la verdad es que muchos preferimos, sentirnos más seguros en las calles, con mayor dinero en el bolsillo, más tranquilos en casa, más confiados de saber que a pesar de llegar a un hospital en medio de la pandemia, vamos a tener una buena tención y los medicamentos necesarios para regresar a casa; que verlo en la mañanera.

Pero será La Mayoría Silenciosa quien decida si seguimos por el mismo camino o damos golpe de timón, acudiremos a las urnas el 06 de junio, esta vez no vamos con el rencor hacía el PRI, vamos con el descontento a lo que no se cumplió y se nos prometió.

En EdoMéx

La lejanía del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo no sólo es con La Mayoría Silenciosa, también es con los empleados del sector salud del gobierno estatal, es tanto su temor de presentarse ante sus subalternos que los tuvo que encerrar durante su visita al hospital Mónica Pretelini para que no se le acercaran o le hicieran los reclamos correspondientes a la vacuna de COVID-19 y a los problemas que ahí se suscitan.

Del Mazo cada vez perjudica más la reivindicación de su partido (PRI), mientras todos los gobernadores están al pendiente de la pandemia, exigen vacunas, apoyan con créditos el sostenimiento de los empleos, el gobernador mexiquense sólo aparece en algún video de vez en cuando, para replicar lo que se hace en la Ciudad de México.

Su indiferencia ante los problemas de La Mayoría Silenciosa y su falta de trabajo le van a hacer falta al PRI, muchos de sus candidatos piden a gritos que aparezca el gobernador, son tiempos electorales, pero tal parece que Del Mazo no lo sabe.

En Ecatepec

La desesperación por ganar terreno en la reelección como alcalde de Ecatepec ha llevado a Fernando Vilchis a cometer errores tan garrafales como insistir en promocionar su imagen a través de la entrega de programas sociales y de ayuda entre la población. Por esta razón el Partido Encuentro Social (PES) ha presentado una queja ante las instancias electorales a fin de buscar un castigo justo para estas anomalías.

Fernando Vilchis debe tener más cuidado si aspira a la reelección, es necesario recordarle que su relación política con Higinio Martínez Miranda no vive sus mejores momentos y, de ello depende las posibilidades para seguir en el cargo.

También debe recordar que no pudo negociar la imposición de su hermano como dirigente de Morena en el Estado de México, que falló en formar su propia estructura política a lo largo y ancho del territorio mexiquense.