AMLO tras el INE

La Mayoría Silenciosa

Por: Javier Martínez

**PRD: Entre deudas y pleitos internos se juegan el registro**

**Morena le guiña el ojo a expriistas mientras le cierra la puerta a Tatiana**

**EdoMéx sumido en inseguridad, Del Mazo y Obrador ni por enterados**

Al más puro estilo del PRI de los años setentas, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, busca hacerse del poder en el Instituto Nacional Electoral, la renovación de consejeros; la presión que se ha ejercido contra el consejero presidente, Lorenzo Córdova, muestran su intención por tomar las riendas de la contienda electoral del 2021, misma que iniciará en abril con la designación de consejeros y a finales de año, con el inicio del proceso de manera formal.

La decisión de Lorenzo Córdova para reelegir de manera anticipada al Secretario Ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina, generó inconformidad, aunado a la negativa para entregar a la presidencia de la República los datos biométricos de todos los mexicanos y facilitar el camino para que “México Libre”, de Felipe Calderón logre el registro, han ocasionado protestas contra el consejero presidente.

López Obrador entiende que la única forma de seguir haciendo las cosas a su antojo es mantener el Congreso de la Unión en sus manos, de esta manera no será extraña la presión que los organismos afines a Morena ejerzan en los próximos meses contra Córdova. El Congreso de la Unión con mayoría morenista, seguramente impondrá a cuatro afines de su partido para consejeros, evitando como en otros tiempos, la repartición entre fuerzas políticas.

Si los ciudadanos están a gusto con la forma de gobernar del Andrés Manuel López Obrador, seguro le otorgarán el beneficio de la duda en las urnas, si quieren acotar su poder, votarán en diputados federales y congresos locales por otros partidos.

La Mayoría Silenciosa tiene en sus manos la oportunidad de generar contrapesos legislativos en la Cámara de Diputados Federal, aunque las encuestas muestran que López Obrador todavía cuenta con una aceptación muy buena entre los ciudadanos; situación que cada día puede cambiar gracias a los yerros del presidente que no se ha mostrado a la altura de los problemas de México.

La polarización generada por AMLO desde que inicio su camino para buscar ser presidente, no disminuyó con su ejercicio de gobierno, en lugar de usar la diplomacia, comportarse como un hombre de Estado, decidió desmembrar un sistema a puro machete, sin antes tener un plan para solventar las necesidades de la población.

Si López Obrador cree que La Mayoría Silenciosa le va a perdonar su falta de interés en la seguridad, su política de “abrazos no balazos”, su incapacidad para atender al sector salud y la penetración del crimen organizado hasta las más bajas esferas sociales, está equivocado. Las urnas hablarán el próximo año, seguramente mantendrá el poder, pero, difícilmente con la mayoría apabullante que tiene ahora.

En el PRD

Las cosas no pintan bien para el PRD, con un proceso interno en puerta que se puede convertir en un pleito a muerte; con un proceso electoral en el que se juegan el registro; las multas que le generaron los procesos electorales y la posibilidad de cobro de 400 millones de pesos por parte de Carlos Ahumada, 2020 puede ser un año catastrófico para los amarillos.

Luego de la absolución a Carlos Ahumada, existe la real posibilidad de enfrentar un pleito legal que los haga perder millones de pesos necesario para enfrentar la elección del 2021, mismos que, al menos en el Estado de México ya están comprometidos con las multas que generaron pasados procesos electorales.

En Morena

Las decisiones que se tomen en Coahuila, Hidalgo y Nuevo León, darán una idea clara del rumbo que tomará el partido creado por Andrés Manuel López Obrador, abrir las puertas a expriistas no dejará contentos a ciertos cuadros que llegaron a Morena y trabajaron duro para llevar al “peje” a la presidencia.

Dos casos llaman la atención, Canek Vázquez en Hidalgo, cuadro del grupo de Manlio Fabio Beltrones y Luz Flores, alcaldesa de Escobedo, Nuevo León, estado del norte en donde Tatiana Clouthier busca ser la abanderada para la gubernatura, ya que esto le cerraría las puertas para futuras contiendas, especialmente rumbo a la presidencia, hay muchos que la ven con buenos ojos.

En el Estado de México

Los apapachos que recibe Alfredo del Mazo por parte de Andrés Manuel López Obrador tienen preocupada a La Mayoría Silenciosa, tal parece que el presidente no le importan los problemas de inseguridad que vive el Estado de México, siempre y cuando el gobernador mexiquense se mantenga dócil en lo político.

Recordemos que Del Mazo es de los gobernadores priistas que no le llevan la contraria, incluso aceptaron el acuerdo para el Insabi, a cambio López Obrador viene cada vez más al estado sin hacer observaciones de la inseguridad que azota a la población. Mientras el ciudadano común, que se friegue.

 

Deja un comentario